quiero ser un puto

martes, 16 de noviembre de 2010

*







finalmente
lo lograste

tenés que sacarte los zapatos
y lo único
que
podés
es largarte a llorar

pero vamos,
ésto
era
-lo-que-querías-

estás sola
el cuarto
se ve tranquilo

silencio

sólo tenes que
sacar un pie
y después
la tráquea

no creas
no va a pasar

afuera
todas las caras
te parecían
- amables -

eso
te duele

felicitaciones
tenés
un pie
fuera
de su zapato

ya casi no ves el piso

- él

tampoco
te
está
viendo -














a la vero.
*

Frío Bipolar

lunes, 25 de octubre de 2010

*



no hay tristeza mas profunda

que ver a la muerte llegar

camino
con tres filas de dientes
doblándome
la espina vertebral

tengo tres o cuatro
mundos
divinos
- que rompiste a patadas -
a los que ya
no me puedo escapar

la palabra
haciendo
- eco -
en la cocina

los alfileres
en
la
ropa
interior

mi cadaver
desparramado
en el antebaño
jura
que va a morirse

yo quería ser
la canción
que recitabas
cuando te bañabas

vos seguis
diciendo
que
no

que no te cuente
el final










*

punto en Y

martes, 19 de octubre de 2010

*



Cuando vos y yo
fuimos otros

------ otras -


---------------los amantes
---------------de los esposos

-------------------los dientes del león
-------------------del mantel


antes del diablo
y de la muerte
en la salsa

--------------- y del vapor -




cultivábamos
niños
en la tierra
y nos llamaban
por los nombres
equivocados

cada vez que uno
te nombraba
tus manos se hacían de un almíbar
espeso
y vos
me bañabas

ayer
creí
que sabía volver
con sólo nombrarte

me afilé los colmillos
y me lastimé los labios
contando
los higos podridos
que había en tus cajones

vos tenías un colmillo roto
mejor
me señalaba
y sabía decir
tus palabras de amor

una mujer
negra
me llevó
hasta vos

me contó
de tus horas de parto
de tus llantos
de huérfano

ella
te compadecía
por llorar a una mujer
de la que
- no recordabas -
nombre


















*

Stainless steel

lunes, 31 de mayo de 2010

=



ella se rio
mientras
el
nombraba
a sus amigos


el nombro
todo
lo que lo rodeaba


ella
abrio la boca
y lo desplazo
hasta los confines
de su cara


y la risa
esparcio puntos

/ suturas /

en toda la sala


despues
las palabras

/ afuera nevaba /


el
nunca supo
lo que ella era capaz
de decir


ella
dice que no

que no hizo
nada











=

sábado, 29 de mayo de 2010

5


no me entretengo con nada
ni con dormir
ni con soñar
que soy la esposa
del maquinista del tren
y estamos
descarrilando
con un monton de muñecos
de peluche
sentados en los vagones

ni siquiera
cuando sueño
en blanco y negro


no consigo darle sentido
a nada


y mi novio
me mira y me sonrie
porque

- a esta altura -

soy un moustruo


no le digo nada
porque
no puedo

le haria
el amor
pero no consigo
despegarme la ropa

ni la cama

todo
esta perdido
hay un incendio
entre mis cuerdas
vocales
y
su estomago


hay una luz de esperanza:
he conseguido
lavarme los dientes
apoyando
la cabeza
contra el lavamanos









Es invierno, hay que puro matarse
(Rick Terror)

'






0

El precipicio del elefante

martes, 25 de mayo de 2010

2


en esos dias
- lo que duro el principio -
se hablaba mucho
con los muertos


la sensibleria
y los collares de plastico
eran bienvenidos
a la hora del amor


despues de almuerzo
llegabas
con tu cajita
- la del elefante dorado -

hablabamos
con la abuela
- y otros amigos muertos -
y fumabamos
para detener la sobremesa
en el cielo
de la casa


el mantel
se llenaba de semillas
de frutas
que
ya no se comian

y vos contabas
como la gente se iba muriendo
donde vos
y vos


y yo

abriamos tu cajita
del elefante dorado
y llenabamos
el cielo de la siesta
con los cuentos
de los muertos











5

Cien cuentas

domingo, 7 de febrero de 2010

*

A Él, por no rendirme cuentas
nunca





el Conde Penny A. llamó a sus hombrecitos de traje

los sentó
- uno a uno -
en sus rodillas
y los fue despidiendo
- uno a uno –
de sus actividades
del palacio
del Conde Penny A.

a todos

los despidió
por la puerta del frente
vestido de gala
y con un pañuelo de mujer

a todos
lloró

a todos no.

el único que no fue llamado
al teléfono
de los hombrecitos
del Conde Penny A.
fue el chofer
del coche fúnebre

permanecía
en la habitación
de los hombrecitos
del Conde Penny A.
esperando
sudando

el Conde abrió la puerta
y lo llamo a cenar
después lo bañó
lo vistió de hombre
y lo sentó en el coche
- en la parte de atrás –

durante días
lo paseó
por las calles

mientras los hombrecitos
y las mujercitas
aplaudian al Conde
y a su hombre pequeño
por las calles del pueblo
por el palacio
del Conde Penny A.

el día que el Conde
- a toda velocidad -
salió despedido
desde el parabrisas del coche
por el precipicio
en las afueras del pueblo
del palacio

el funebrero esperaba
- una vez más -
sentado en su cama
no tener que salir a trabajar












*