sopló y sopló

martes, 26 de diciembre de 2017


*























construí esta casa con mis manos
con ladrillos robustos
solidos
para que el lobo no la pueda derribar
pero el lobo se metió por una ventana
y se quedó a vivir
con los tres chanchitos

y todas las noches
juegan a los dados
y pierden

no quiero esta casa
este cuerpo
ni que nadie se sirva de él

no quiero cuentas por debajo de la puerta
ni cartas
no quiero servicios

de modo que me voy
sin llevarme nada

puede el lobo seguir durmiendo en mi cama
y los chanchos desgraciarse en el jardín

nunca fue la casa de una princesa
fue
más bien
una trinchera imposible de derribar

pueden quedársela

me voy a vivir a una carpa
quiero habitar ligero bajo la lluvia
y sin línea de teléfono




















*
  *

árboles caídos

lunes, 20 de noviembre de 2017

*










pobres de los vikingos modernos
cuando las barbas pasen de moda
pobres de los leñadores
y de sus brazos firmes como raíces
pobres de sus pechos tupidos
como tiernos osos panda

¿nos extrañarán sus vergas
robustas y generosas?
¿nos extrañará su esperma?

ya nadie querrá abrazarlos
ni tomarles una foto
ninguna mujer
nungún hombre
soñará con sus camisas a cuadros

sus hachas dormirán oxidadas
en los troncos de los bosques
que nunca habitaron

no lloren por el fin del mundo
por no fecundar a sus hermanas
improvisados vikingos modernos

no sientan pena
por los kilómetros de barbas
y trenzas prolijamente enceradas

sus hermosos tatuajes
cuentan una historia que sus nietos
no querrán escuchar

dorados vikingos
amados leñadores
bronceados por un impiadoso sol apocalíptico
que los besa con el cáncer del olvido

sus cuerpos cincelados dormirán
junto a los árboles de madera balsa
que hacharon suavemente
para que sus damas nunca despierten.












* *
 































la pared

lunes, 13 de noviembre de 2017


*










respire



eso que promete en silencio

un día

va a cumplirse




aunque no estemos ahí para verlo





nadie asiste a la muerte de los animales





el gesto simple

de abandonar el cuerpo

es mucho más poderoso

que un portazo

el encierro

la mano cerrándose de lleno en la garganta





cuando el cuerpo arde

hay que respirar el fuego

sólo así se incendian

las trincheras de mañana



sostener el gesto simple

resquebraja la pared

que parecía mantenernos cautivos




respire

esa pared

también contiene la salida.













*

*

el martillo

lunes, 6 de noviembre de 2017

*











el martillo golpea el cráneo
una y otra vez
a veces, se detiene
golpea más despacio
y vuelve a empezar

los empleados públicos
ya no lo escuchan
hablan el mismo lenguaje
el del martillo

cogen
se atan los cordones
cocinan
caminan hasta el escritorio
al ritmo del martillo


de vez en cuando
algún hueso se fractura
se descubre un agujero en la piel

el hombre común le ofrecerá un sombrero
sus familiares van a intervenir su casa y sus asuntos
el gobierno tomará control de sus bienes personales
de sus cuentas en las redes sociales

ahí mismo donde se abra la carne
crecerá un tallo verde

sin regarlo demasiado
y casi sin sol
la raíz crecerá con fuerza
en el hipotálamo

hasta la masa más pesada
duerme la siesta
en los pueblos

para eso se inventaron las siestas
para huir del martillo
aunque sea
con la cabeza rota










*
*